Vivir en el Inmaculado Corazón

El sábado 4 de Junio participaba en el II Cenáculo Virtual de la Asociación Laical Mariana (ALM) por Internet, desde el Paseo José di Bárbora de Corrientes, Argentina. Una reunión de oración en torno a Maria, Nuestra Madre. Frente a la fuente Stella Maris, un numeroso grupo de hermanitos y hermanitas, familias completas, niñitos correteando, alabando, cantando y orando…

La presentación de los misterios del Rosario, la oración, removieron mi corazón profundamente. algo dentro de mi se conmovió hasta hacerme llorar mi tibieza, mi falta de confianza y decisión y mi vida en la fe de “cumpli-miento”, superficial.

En el segundo misterio un hermanito –recreo ahora sus palabras- presentó a Maria, “que nos visita en carne y hueso: no tenemos una Mamá que subió al cielo y se quedó en Dios…, como creemos puede sudecer con nuestra mamá en la carne: esperamos esté con Dios y la recordamos con cariño y nostalgia; con afecto y en la confianza de que Dios la tenga junto a sí. ¡No! Maria nuestra Mamá del Cielo, subió en carne y hueso, y viene a visitarnos en carne y hueso, realmente. Viene porque se interesa por cada uno de nosotros y por todo lo que sucede en nuestra vida, en nosotros. Cuando oramos María está presente y nos escucha. Su presencia es real.” A partir de escuchar esta monicion al segundo misterio gozoso cambió mi actitud en el encuentro.

Acoger o experimentar estas palabras ha sido una gracia. Es la gracia de entrar en el Corazón de la Mamá del Cielo, el Refugio Seguro, el Inmaculado Corazón. Quien acoge a Maria ya nunca está solo. Esta con ella en Dios. Llega el tiempo, esta hora presente, en que nadie llega a Dios sino por Maria.

Se podría decir que quien acoge y vive la consagración a María, recibe la Plenitud de la Plenitud de Dios. Quien tiene a Dios en su vida sin María, no puede vivir esta plenitud de la Plenitud que Ella es y nos regala por vivir con en Ella, en su Inmaculado Corazón. “Ella lo hace todo en nosotros…” Esto significa vivir el caminito de infancia espiritual; vida de almas pequeñísim@s: Amar y dejarse amar.

El Triunfo del su Inmaculado Corazón ha comenzado por este “sí” que muchas almas dicen a Dios en su “Sí”. Cuando cada vez mas hombres y mujeres vuelven a Dios por la Madre que sale en su búsqueda, con perseverancia y urgencia. es que esta victoria ya ha comenzado y da sus primicias.

“Tenemos una Mamá de carne y hueso que no puede quedarse indiferente ante el infierno y la muerte que viven muchísimos de sus hijos que no conocen a Jesús, que no acogen a Dios en su vida…”

Sólo pero acompañado, ante mi ordenador canté, lloré, recé… y poco a poco recibía esta Presencia que permanece ya en mi corazón… En María nacemos a una nueva relación con Dios Uno y Trino; Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Os invito a compartir vuestro encuentro con la Mamá en el rezo diario del Rosario y, si queréis, en el próximo Cenáculo Virtual, el próximo primer sábado de Julio… (hacer clic en las palabras subrayadas para conectar en directo desde vuestro PC).

ACTO DE CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA. Beato Juan Pablo II

CONSAGRACIÓN A MARÍA: De la Esclavitud a la Libertad .De la mediocridad a la excelencia. ALM


LINKS PARA PROFUNDIZAR:

http://www.santorosario.info


EL CAMINO DE MARÍA

(Newslettter semanal. Se solicita suscripción para recibirlo en tu correo).

Meditaciones extraídas del Magisterio de la Iglesia en general y del Santo Padre Juan Pablo II en particular.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: