Jornada Pro Orantibus. Tomar conciencia del valor de la vida contemplativa


Los monjes, las monjas y la vida eremítica

ofrecen a la comunidad cristiana y al mundo de hoy,

tan necesitado de auténticos valores espirituales, un anuncio silencioso y elocuente del amor de Dios, testimonio humilde del misterio trinitario.

El ritmo tantas veces acelerado de nuestra vida diaria

reclama espacios y tiempos de calma y silencio, oración y contemplación.

Los monasterios son estos lugares donde la Palabra del Señor

acontece en la liturgia, el canto, el trabajo y la contemplación,

y donde cada comunidad se entrega a la oración de intercesión

por todos los hombres.

Pidamos hoy especialmente por los hermanos y hermanas que

han recibido en la Iglesia la vocación contemplativa, para que en su

silencio y entrega escuchen y guarden la palabra de Dios a imitación

de la Virgen

( Texto Editado en http://ocdreinosa.blogspot.com/)

Blog Masdecerca, Vida consagrada: 

Leer más…

Enlace a un Método de Lectio divina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: