Carta a los Jóvenes -un itinerario de fe del Obispo mas joven de España-

Jornada Mundial de la Juventud

CARTA A LOS JÓVENES

¡Bienvenido, Santo Padre!

Cuando queda menos de un mes para que esté de nuevo entre nosotros el Santo Padre, Benedicto XVI, Alfa y Omega inicia una serie de números especiales, prácticamente monográficos, con la finalidad de concienciar a nuestros lectores sobre tan trascendente visita y visitante. Colaboran, en este primero, numerosas personalidades de nuestra vida religiosa, cultural, social, política y económica. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. El hecho de que Benedicto XVI, en seis años de pontificado, visite España tres veces habla, por sí solo, sobre la predilección y la esperanza del Papa en España, que es también la única nación sede de dos Jornadas Mundiales de la Juventud, la de Compostela y la próxima en Madrid, organizadas ambas por la misma persona, don Antonio María Rouco Varela, el entonces arzobispo de Santiago y hoy cardenal arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española
Cada vez se dice menos, pero el Anuario pontificio señala que Benedicto XVI es obispo de Roma, sucesor del Príncipe de los Apóstoles, Sumo Pontífice de la Iglesia universal, Soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano y -lo destaca en negrita y letras grandes- Vicario de Jesucristo. Ésta es la persona que viene a visitarnos y, por tanto, la más inmediata acción de gracias se expresa como lo hacemos en nuestra portada: Bendito el que viene en nombre del Señor.
Habrá muchos que interpretarán esta Visita en otras claves pintorescas, pero la única clave real y verdadera es ésta: viene a visitarnos el Vicario de Jesucristo y viene en nombre del Señor. Su nombre, Benedicto, significa bendito.
Desde la suave pero implacable racionalidad de su fe, Benedicto XVI está escribiendo una nueva página del cristianismo y lleva adelante una persistente, tenaz, ardua batalla al servicio de la verdad. Jesús dijo: Yo soy la verdad. Cuando la dictadura del relativismo intelectual y moral, que ha denunciado con coherente valentía, amenaza con minar las bases mismas de nuestra sociedad, urge recordar, como él lo hace, que fuimos creados para conocer la verdad y encontrar en ella nuestra libertad radical. No podemos guardar sólo para nosotros la verdad que nos hace libres, repite incansablemente Benedicto XVI, y, en nuestro tiempo, añade, el precio que hay que pagar ya no es ser descoyuntado y descuartizado, pero a menudo supone ser excluido, ridiculizado y marginado. El Santo Padre dialoga urbi et orbi con el mundo de hoy desde la fe, pero nunca a expensas de la verdad.
                                                                              Miguel Ángel Velasc

Anuncios

2 comentarios

  1. No podemos guardar sólo para nosotros la verdad que nos hace libres, repite incansablemente Benedicto XVI, y, en nuestro tiempo, añade, el precio que hay que pagar ya no es ser descoyuntado y descuartizado, pero a menudo supone ser excluido, ridiculizado y marginado. El Santo Padre dialoga urbi et orbi con el mundo de hoy desde la fe, pero nunca a expensas de la verdad.

  2. muchas gracias por este hermoso compartir enrriquedor unidos en oración y orampos por la jornada mundial de la juventud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: