VIA CRUCIS. CARGAR CON EL SUFRIMIENTO DEL MUNDO

Ver Benedicto...jpg en presentación

Día de emociones antes del Vía Crucis

Madrid. 19 de agosto de
2011.
 Pequeños grupos de jóvenes americanos, irlandeses, portugueses y de otras nacionalidades envueltos con sus banderas y caminando pausadamente sobre los parterres del Paseo de Recoletos. Iban rezando el Vía Crucis. Impresionaba su devoción y su concentración en lo que hacían sin distraerse mientras que a su alrededor pasaban cantando, bailando y armando bullicio cientos de peregrinos de todo el mundo y de madrileño, que también se lanzaron a la calle para ver, probablemente por única vez en la vida, los catorce pasos de Semana Santa de Cofr

adías de las doce ciudades de España que han venido a Madrid para cautivar a los jóvenes y exponer ante el Papa su tesoro más preciado, sus Procesiones.

Y es que Madrid parecía esta mañana Andalucía en plena Semana Santa. Desde muy temprano las calles se han ido llenado de gente que quería disfrutar de la imaginería española; los más madrugadores los ciudadanos de la capital, que no querían perderse este espectáculo. A medida que pasaba la mañana llegaban riadas de jóvenes que empezar a coger su sitio para el encuentro con el Papa de las siete y media de la tarde.

“Es intrigante: la cantidad de detalles que tienen los pasos, su finura, los materiales que se utilizan, las joyas. Es algo único y que llama la atención”. Es la impresión de un grupo de peregrinos venidos desde Nueva York, chicos y chicas de entre 14 y 19 años, que tras haber pasado la mañana visitando las estaciones de penitencia descansaban por la tarde bajo unos árboles. En Estados Unidos señalan no hay nada similar: “allí las imágenes son de madera y lo único que hemos visto y que se le parezca un poco son las Vírgenes de las Iglesias de Madrid”. Sorprendidos por la riqueza religiosa en España y las chicas fascinadas por las flores que adornan las imágenes, destacaban que les ha gustado mucho porque “ayudan a imaginarte de verdad como fue la vida del Jesús”.

Las bandas de las cofradías amenizaban el día e intentaban reflejar con la máxima fidelidad cómo es una procesión y el cariño de los cofrades hacía su Virgen o su Cristo. Joey, un filipino  de 24 años, se desvinculaba de su grupo un rato para contar que el paso de los tambores “me causa alegría, siento como si estuviera viendo realmente la pasión de Cristo. Jamás había visto algo así”. Él es artista y desde ese punto de vista decía también: “Me encanta como están hechas las figuras y sobre todo que son a tamaño real”. Se empeña en destacar que tanto él como su grupo están impresionados porque les “recuerda a la escena real” y es una “forma increíble de plasmar lo que se lee cuando se reza el Vía Crucis”. Joey se despedía diciendo: “Se me ponen los pelos de punta, siento a Jesús vivo aquí ahora mismo”.

Algunos peregrinos más destacan el privilegio que tenemos en España por contar con unas imágenes que muestran como fue la vida de Jesús porque ayudan a imaginársela y a reforzar la fe, “porque no es lo mismo visualizarlo en la cabeza cuando lees o rezas, que verla representada con semejante riqueza artística”, decía otro filipino. Y unos franceses de veinte años destacaban que “es una experiencia increíble porque estando aquí sentimos que todos somos hermanos”.
Ya sobre la cinco de la tarde Madrid rebosaba aún más ambiente de fiesta. Hubo música actual, la gente bailaba y comenzaban espectáculos desde el escenario, vídeos explicando el sentido del Vía Crucis, cómo han llegado las imágenes a Madrid y también se ha hablado de la Fiesta del Perdón. El Coro y la Orquesta de la JMJ hicieron una emotiva interpretación del himno de la Jornada, que también cantaban los peregrinos.

También hubo testimonios de jóvenes que han sufrido las catástrofes de Haití, Japón y Lorca para dar su ejemplo de cómo superar el sufrimiento y el dolor, testimonios que despertaron el aplausos de todos. Así termino una tarde emotiva, en la que la juventud ha dado ejemplo de lo que tanto ha pedido el Santo Padre, que no haya miedo al dolor, ni al sufrimiento porque son piezas claves para el desarrollo de la vida cristiana.

Ver Viacrucis...jpg en presentación
El Papa invita a los jóvenes a cargar sobre sus hombros con la Cruz y “el sufrimiento del mundo”.
Madrid es la capital del mundo en estos momentos, acoge a los jóvenes de todos los países del mundo, los madrileños ejemplares en compartir y participar con todos los actos de estas jornadas JMJ…gracias Madrid.
Anuncios

2 comentarios

  1. Que el señor nos revista de ÉL para ser pequeños Cristo en medio del mundo
    Gracias.

    Unidos en oración

  2. Muy buena la filmacion del Via Crucis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: