El Camino

Publicado por Periodistadigital.com en Cosas de Dios y de la vida Texto: Hna. Carmen Solé.

CaminoA menudo utilizamos la imagen del camino para hablar de la vida de las personas. Las distintas etapas, podemos verlas reflejadas en los diferentes aspectos que el camino va tomando, porque aquellos que hemos andado por rutas y senderos sabemos por propia experiencia los cambios que se pueden presentar en cualquier camino.

Hallamos cambios imprevistos, lo que se presentaba amplio, llano y luminoso, de repente se convierte en un sendero estrecho, sombrío y quizás con abundantes rocas. Y tampoco nuestra vida está exenta de dificultades y complicaciones, la mayor parte de las veces originadas por nosotros mismos que ponemos la confianza en nuestras propias fuerzas, sin medirlas antes y sin estar dispuestos a levantar los ojos al cielo orando y pidiendo cuanto necesitamos para poder proseguir lo iniciado, o sin abrir las manos para encontrar la mano fuerte del amigo o del hermano que puede ayudarme en los momentos difíciles.

También en el camino se nos presentan inconvenientes que no podíamos prever: el viento que levanta la fina arena y que a demás de molesto nos nubla la vista, la lluvia, en ocasiones tan suave que aligera el calor y en otros momentos tan intensa que frena nuestro caminar. Y el mismo sol que ilumina pero ciega; calienta, pero abrasa.

Hourquette d'AncizanNinguna dificultad, ningún inconveniente debería sernos tan intenso que nos hiciera perder la visión del camino propuesto aunque desde un recodo sea imposible ver más allá de los pequeños pasos que hoy podré caminar. Nada en nuestro corazón debería poder borrar la meta que deseamos alcanzar. Quizás deberemos tomar un atajo o seguir por donde vamos aunque sea largo el caminar, quizás deberemos saber retroceder o quedarnos quietos en un lugar concreto. Nuestra alma debería saber dirigirse siempre a Dios con la petición de seguir caminando, avanzando, disfrutando de cuanto el camino de la vida nos ofrece, para poder llegar junto con los otros caminantes al abrazo definitivo con el Señor.

                                                                           Texto: Hna. Carmen Solé.

Anuncios

Una respuesta

  1. Ninguna dificultad, ningún inconveniente debería sernos tan intenso que nos hiciera perder la visión del camino propuesto aunque desde un recodo sea imposible . Gracias es una gran verdad que el Señor nos de su gracia en todo momento de nuestra vida para descubrir la voluntad de Dios en nosotros y tener la mirada fija en ÉL para levar a cabo ese plan que ÉL tiene para cada uno de nosotros unidos en oración y mil gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: