Cosas que nunca suceden

XXVII Domingo del T.O. (Mt 21,33-43) – Ciclo A: No se inquieten por nada

Por P. Félix Jiménez Tutor, escolapio

En la bahía de Nápoles viven la medusa y unos caracoles. Cuando los caracoles son pequeñitos la medusa se los traga con avidez pero no los puede digerir porque están protegidos por la concha Los caracoles se adhieren con fuerza al interior de la medusa y poco a poco comienzan a comérsela. Cuando ya son grandes se han comido por completo a la medusa. Nosotros somos también como la medusa, con avidez nos comemos nuestros caracolitos y éstos poco a poco se nos comen por dentro.

Llámelo alcohol, ira, avaricia, depresión, preocupación, ansiedad… Poco a poco va creciendo y nos va mordiendo.

Vivimos agitados internamente y con el tiempo somos devorados desde dentro por ese caracolito de concha no digestible que albergamos en nuestro interior.

“No se inquieten por cosa alguna; antes bien, en toda ocasión presenten a Dios sus peticiones, mediante la oración y la súplica, acompañadas de la acción de gracias”.

Todos tenemos dentro un caracol que nos quita el sueño, que nos roba la paz, que nos produce úlceras, que nos impide saludar a los hijos, que nos pone tristes, que nos devora y ahoga.

¿Cómo ilusionar a la comunidad para vivir la fe en Jesucristo con alegría? ¿Cómo atraer a los alejados a la Iglesia? ¿Cómo hacer para que mi esposo/a supere los celos? ¿Qué hacer para que mis hijos no dejen la escuela? ¿Dónde encontrar un trabajo digno? ¿Y si tengo cáncer?

San Pablo nos dice hoy: “No se inquieten por nada”.

Según una encuesta reciente, el 40% de las cosas que nos preocupan nunca suceden; el 30% son cosas que ya pasaron y de nada sirve preocuparse; el 12% se refiere a la opinión que los otros tienen sobre mí; el 10% son preocupaciones sobre las enfermedades reales o imaginarias; sólo el 8% son cosas dignas, hasta cierto punto, de tomarse en cuenta. Y se solucionan con el esfuerzo humano.

No se preocupe por el próximo año. No ha llegado y no puede hacer nada. No se preocupe por el destino de su equipo de fútbol. No puede hacer nada. No se preocupe de lo que piensan de usted. No puede hacer nada.

“Presente sus necesidades a Dios y el Dos de la paz estará con usted”.

Lo que nuestra preocupación no puede conseguir se consigue por la oración y en la oración: la paz del espíritu y la liberación del peso inútil de la amargura. Centrar las energías en lo que es “bueno, justo, verdadero, puro y amable”. “Miren los pájaros del cielo que no”…  Dios se preocupa de nosotros. Oren en la tribulación, oren en las preocupaciones.

La oración es el antiveneno para destruir la concha no digestible del caracol que lleva dentro. Viva en la presencia del Dios de la paz.

Aquí venimos a muchas cosas, pero una muy importante es descansar en Dios, descansar del ajetreo de la vida y dejar la preocupación del ayer y del mañana en las manos del Dios de la paz y disfrutar de la paz que sólo Dios puede ofrecer.

“Escuchen otra parábola, otro cuento”. El dueño de la viña es Dios. La viña, hoy, somos nosotros, esta comunidad del Pilar. Es el cuento de la inversión y la alegría de Dios. Dios no invierte su amor, sus promesas y su perdón en la bolsa de Wall Street.

Dios no invierte su palabra y su tiempo en casas o en joyas. Dios no invierte la sangre de su hijo en negocios millonarios. Dios invierte todo, apuesta todo, da todo en sus hijos, en nosotros.
Dios ha plantado su vida, su espíritu en el corazón de cada uno de nosotros, en esta comunidad, en su Iglesia.

Y cada domingo viene a visitar su viña, a ver cómo crece, a deleitarse con sus frutos. Los frutos que espera son: justicia y fidelidad, amor y compasión, generosidad y perdón. Tal vez no tenemos nada que ofrecer y no podemos pagar la renta. Dios tiene paciencia, pero volverá el próximo domingo a ver si su inversión de amor ha producido algún fruto.

Este cuento es también el cuento de la desilusión de Dios. La desilusión de una inversión inútil, de un amor no correspondido, de la falta de frutos. Nosotros somos la viña mimada por Dios, no desánimo, nos da mil oportunidades para florecer.Yo no quiero que el amor que Dios ha invertido en mí se malgaste. ¿Y usted?

Camino Misionero, Blog católico de oraciones y reflexiones pastorales sobre la liturgia dominical.

Anuncios

CREDO

CREDO

Creo en un Dios impotente,
en un Dios débil debilitado,
creo en un Dios que no puede,
que no triunfa. Derrotado.
Creo en un Dios tan vecino
que se vuelve un Dios humano,
que su vida entre nosotros,
es muerte que le entregamos.
Creo en un Dios sin poder,
hecho hombre y torturado,
y por corona: ¡espinas!,
y por respuesta: ¡insultado!.
Creo en un Dios impotente,
un Dios de brazos atados,
un Dios distinto a los hombre,
poderosos, soberanos…
Creo en un Dios que no sabe
negar lo que ha declarado,
creo en un Dios impotente,
¡impotente de enamorado!
Creo en un Dios novedoso,
de novedad siempre a mano
que genera a cada instante
lo que el amor va dictando.
Creo en un Dios generoso,
del amor crucificado,
creo en un Dios también pobre,
que tiene a los pobres al lado.
Creo en un Dios que no puede,
¡es el amor quien lo ha atado!
Creo en un Dios sin poder,
pobre… ¡resucitado!
Camino Misionero, Blog católico de oraciones y reflexiones pastorales

Pueblo de Dios, “Tu Tierra” 30 años viviendo en comunidad, “abiertos a lo inesperado”

Pueblo de Dios, 30 años de comunidad

Queridos todos los que a lo largo de 40 años nos habéis llamado, ayudado, impulsado y mantenido en la búsqueda del Espíritu de Dios.

Fruto de tanta tarea continua, os comunicamos que el próximo sábado 8 de octubre, celebraremos, alabaremos y agradeceremos a Dios la existencia de Pueblo de Dios, “Tu Tierra”. Cumple 30 años viviendo en comunidad, “abiertos a lo inesperado”, y tratando de recibirlo todo como “Providencia de Dios”.

En este día, nos acompañará nuestro pastor, D. José Vilaplana Blasco. A las 12.30 h. tendremos la Santa Eucaristía. A lo largo de la mañana D. José nos mostrará todo lo concerniente a cuanto está rezando y haciendo a favor de la tierra, de su historia y del espíritu recibido. Está trabajando intensamente en hacer de todo lo sucedido una realidad radicalmente diocesana, incorporándola, no parcialmente, sino como razón querida por el Espíritu, nacida y proyectada gracias a que nunca quiso ser ni buscar prosélitos de lo que podía haber entendido como “causa parcial”, sino servir a su “Pasión por el Todo”, siendo fermento de Comunión Trinitaria, que es el resultado de su largo e intenso camino.

Te pedimos que lo recuerdes, lo reces, te hagas presente, si puedes, y lo comuniques a todos los que conoces, que en el correr del tiempo hicieron de “Pueblo de Dios, Tu Tierra” algo más que palabras, gracias a Dios y a ÉL en todos, en un sueño hecho realidad, que cada día se abre y universaliza más.

Todo lo ha hecho Dios, ha sido un milagro patente. Que sigamos caminando juntos y podamos decir que sus siervos inútiles, todos juntos, hicieron lo que debieron ser.

Comunícanos tu presencia y tu oración. Gracias por todo.

Seguimos caminando

________________________________

Aqui podeís ver parte de la presentacion que la comunidad comparte en su pagina web: http://www.todosuno.org/pueblodedios/

os invito a conocerla dirigiendoos al enlace,  desde este pequeño anticipo… ¡Cuánto bien nos ha hecho caminar con vosotros en espíritu, unidad y verdad. Gracias… ¡Pueblo de Dios!

________________________________

Quienes somos

La tierra de Pueblo de Dios ha recibido y comprendido, más allá de los deseos, intuiciones, conocimientos y hechos vividos por quienes la han habitado y dado continuidad hasta descubrir lo que Dios ha querido de ella, que es una realidad que se plantea diariamente la consonancia de la vida con el Espíritu que mueve los textos de los Hechos de los Apóstoles sobre las primeras comunidades cristianas. Este mensaje es menester que nos lo planteemos profundamente todos los cristianos. La existencia de Jesús en la tierra no tiene sentido alguno si no es para prender un fuego de Amor en la tierra que la cubra, y engendre ese Amor tal cual Dios Padre es, Jesús Hijo vive, y el Espíritu Santo sopla permanentemente, donde, cómo y cuando quiere.

Finalmente, la tierra en la que nace Pueblo de Dios quiere estar abierta, asumir y dar entidad de Dios a todo ser que respira, catapultándolos a hacerse UNO con todos, bajo una conciencia sin tiempo, en la que cualquier realidad, gesto, acción u omisión abarca a todos los seres creados, desde su inicio hasta que el hombre haya entendido la universalidad de la fraternidad divina, la razón salvífica de Dios para todos.

En su estructura fundamental más genuina, vive la necesidad y la urgencia de creer en Dios; en su Palabra; en su Alianza Nueva y Eterna con el hombre; en la Misericordia y la Paciencia que nos muestra hasta que se cumpla la profecía apocalíptica del Cielo Nuevo y la Tierra Nueva, de la que hemos de dar razón con nuestra vida todos aquellos que nos sentimos llamados a seguirle.

Regla única

La “REGLA ÚNICA” nace inconscientemente, provocado por la necesidad de vivir el Evangelio comunitariamente, no desde reglas o encorsetamientos históricos, sino desde un enfrentamiento vivo y real permanente ante la Palabra de Dios.

Aparece en los comienzos de los años 70 cuando los seglares, en su búsqueda por vivir un compromiso cristiano mayor dentro de la sociedad, se les hace entender que éste ha de serlo “viviendo en Comunidad”. Al intentarlo se encuentran con la realidad comunitaria religiosa de siglos. Por ser ésta la única referencia del momento, cuando se intenta “poner en práctica”, se produce una “réplica inconsciente”. Así nace la REGLA ÚNICA.

Fuente: doc. 361

Es un camino de búsqueda del Espíritu de Dios cuya línea fundamental
es el encuentro profundo con el ser y el sentir de Jesús
en la vivencia sencilla de grupos familiares.
La culminación de toda esa búsqueda es llevar a la práctica
la vivencia del “todos juntos”.

Sin embargo, para ello “no habrá en el grupo ni alabanza ni toques de atención;
los miembros buscarán la comunidad de la alegría y de la tristeza,
de la abundancia y de la pobreza,
pero llegando a ella sin coacción, ni sometimiento ni siquiera invitación.
Es la forma comunitaria que concreta el deseo de vivir en libertad el Espíritu de Dios,
de manera que sea en la profundidad de esa vivencia
donde los demás vean una imagen de Dios que anime, enamore
y les lleve a querer vivir y participar de los mismos valores,
puestos a disposición de Dios y al servicio de los hombres.”

No habrá en la vida del Pueblo de Dios ni reglas ni estatutos, pero sí principios.
Estos principios indispensables para convivir fraternalmente
nacen del enfrentamiento radical y constante de la comunidad con la Palabra
y serán los que cada uno se exija a sí mismo al profundizar cada día en el Evangelio,
tratando de establecer un paralelismo entre la vida de Jesús y su propia vida.
La vivencia profunda en Cristo de cada seguidor suyo, y no el sometimiento a la norma,
es lo que construye la comunidad y lo que da fuerza y exigencia
a las vidas de aquellos que quieren comprometerse.

La pobreza de la falta de reglas o estatutos quiere asemejarse

a la situación de Jesús en la cruz: en ella, su debilidad fue su mayor fuerza.
Para los miembros de la comunidad cristiana, la carencia de reglas
y el compromiso de vivir como Jesús vivió, buscando sólo ser fiel
a la voluntad que el Padre le iba mostrando, será su mayor compromiso.
La fidelidad a esa falta de normas nos obliga a una guerra interior constante
para que nuestra actuación no sea nunca causa de norma.

La regla única es una llamada a la autenticidad y a la autoexigencia.
Sólo cuando nuestro alimento es el enfrentamiento desnudo con el Evangelio,
sólo cuando hacemos de la Palabra una fuente de vida,
somos capaces de vivir sin leyes de hombres
y fieles al “mandamiento único”: amaos.

 

 

El Papa, en Etselsbach. Los Jóvenes llamas de Esperanza

Benedicto XVI en el santuario de la Virgen de Etzelsbach:

“Maria nos ayuda a comprender que toda nuestra vida debe ser respuesta al amor misericordioso de Dios…”

Los Jóvenes: llamas de esperanza

Palabras del Papa en Alemania. La osadía de ser santos

BENEDICTO XVI EN ALEMANIA

PAPA A LOS JOVENES: TENED LA OSADIA DE SER SANTOS BRILLANTES

 

CIUDAD DEL VATICANO, 24 SEP 2011 (VIS).-A las 19,00 comenzó en el recinto ferial de Friburgo la vigilia de oración del Papa con los jóvenes. Ofrecemos a continuación algunos extractos de su discurso.

Benedicto XVI comenzó refiriéndose a la ceremonia de entrega de la luz que acababan de realizar: el Papa encendió las velas de varios representantes de los jóvenes, quienes a su vez encendieron con ellas las de los otros jóvenes presentes, del mismo modo que se hace con la luz del cirio pascual en la Vigilia de Pascua. “En este maravilloso rito litúrgico –dijo el Pontífice- se nos revela mediante signos más elocuentes que las palabras el misterio de nuestra fe cristiana. Jesús, que dice de sí mismo: ‘Yo soy la luz del mundo’, hace brillar nuestra vida, para que se cumpla lo que acabamos de escuchar en el Evangelio: ‘Vosotros sois la luz del mundo’”.

“No son nuestros esfuerzos humanos o el progreso técnico de nuestro tiempo los que aportan luz al mundo. Una y otra vez, debemos experimentar que nuestro esfuerzo por un orden mejor y más justo tiene sus límites. El sufrimiento de los inocentes y, más aún, la muerte de cualquier hombre, producen una oscuridad impenetrable (…) Puede haber en nuestro entorno tiniebla y oscuridad y, sin embargo, vemos una luz: (…) Cristo, resucitado de entre los muertos, brilla en el mundo, y lo hace de la forma más clara, precisamente allí donde según el juicio humano todo parece sombrío y sin esperanza”.

“Ciertamente, quien cree en Jesús no siempre ve solamente el sol en la vida, casi como si pudiera ahorrarse sufrimientos y dificultades; ahora bien, tiene siempre una luz clara que le muestra el camino hacia la vida en abundancia. Los ojos de los que creen en Cristo vislumbran aun en la noche más oscura una luz, y ven ya la claridad de un nuevo día”.

“La luz no se queda sola. A su alrededor se encienden otras luces. Bajo sus rayos se delinean los contornos del ambiente, de forma que podemos orientarnos. No vivimos solos en el mundo. Precisamente en las cosas importantes de la vida tenemos necesidad de otras personas. Así, en particular, no estamos solos en la fe, somos eslabones de la gran cadena de los creyentes. Ninguno llega a creer si no está sostenido por la fe de los otros y, por otra parte, con mi fe, contribuyo a confirmar a los demás en la suya”. (…)

Imagen distorsionada de los santos

“Nosotros (…) una y otra vez experimentamos el fracaso de nuestros esfuerzos y el error personal a pesar de nuestra mejor intención. Por lo que se ve, el mundo en que vivimos, no obstante los progresos técnicos nunca llega en definitiva a ser mejor. Sigue habiendo guerras, terror, hambre y enfermedades, pobreza extrema y represión sin piedad. E incluso aquellos que en la historia se han creído “portadores de luz”, pero sin haber sido iluminados por Cristo, única luz verdadera, no han creado ciertamente paraíso terrenal alguno, sino que, por el contrario, han instaurado dictaduras y sistemas totalitarios, en los que se ha sofocado hasta la más pequeña chispa de humanidad”.

“Llegados a este punto, no debemos silenciar el hecho de que el mal existe. Lo vemos en tantos lugares del mundo; pero lo vemos también, y esto nos asusta, en nuestra vida. Sí, en nuestro propio corazón existe la inclinación al mal, el egoísmo, la envidia, la agresividad. Quizás, con una cierta autodisciplina, esto puede ser de algún modo controlable. Pero es más difícil con formas de mal más bien oscuras, que pueden envolvernos como una niebla difusa, como la pereza, la lentitud en querer y hacer el bien. En la historia, algunos finos observadores han señalado frecuentemente que el daño a la Iglesia no lo provocan sus adversarios, sino los cristianos mediocres”.

“Queridos amigos, tantas veces, se ha caricaturizado la imagen de los santos y se los ha presentado de modo distorsionado, como si ser santos significase estar fuera de la realidad, ingenuos y sin alegría. A menudo, se piensa que un santo sea aquel que lleva a cabo acciones ascéticas y morales de altísimo nivel y que precisamente por ello se puede venerar, pero nunca imitar en la propia vida. Qué equivocada y decepcionante es esta opinión. No existe algún santo, excepto la bienaventurada Virgen María, que no haya conocido el pecado y que nunca haya caído en él. Queridos amigos, Cristo no se interesa tanto por las veces que vaciláis o caéis en la vida, sino por las veces que os levantáis. No exige acciones extraordinarias, quiere, en cambio, que su luz brille en vosotros. No os llama porque sois buenos y perfectos, sino porque Él es bueno y quiere haceros amigos suyos. Sí, vosotros sois la luz del mundo, porque Jesús es vuestra luz. Vosotros sois cristianos, no porque hayáis hecho cosas especiales y extraordinarias, sino porque Él, Cristo, es vuestra vida. Sois santos porque su gracia actúa en vosotros”.

(…) “Esta asamblea brilla en los diversos sentidos de la palabra: en la claridad de innumerables luces, en el esplendor de tantos jóvenes que creen en Cristo. Una vela puede dar luz solamente si la llama la consume. Sería inservible si su cera no alimentase el fuego. Permitid que Cristo arda en vosotros, aun cuando ello comporte a veces sacrificio y renuncia. No temáis perder algo y quedaros al final, por así decirlo, con las manos vacías. Tened la valentía de usar vuestros talentos y dones al servicio del Reino de Dios y de entregaros vosotros mismos, como la cera de la vela, para que el Señor ilumine la oscuridad a través de vosotros. Tened la osadía de ser santos brillantes, en cuyos ojos y corazones reluzca el amor de Cristo, llevando así luz al mundo. Confío que vosotros y tantos otros jóvenes aquí en Alemania sean llamas de esperanza que no queden ocultas”.
PV-ALEMANIA/                 VIS 20110925 (1010)

CONVERSIÓN / LO QUE VA DE HIJO A HIJO

——————–

LO QUE VA DE HIJO A HIJO

Todas tus parábolas, una vez iniciadas,
tienen un final
que nos alcanza como lanza afilada.

Recogen, en síntesis, lo que es historia cotidiana
de pugna y respuesta
a tu respetuosa invitación y llamada.

Y expresan en pocas palabras humanas
nuestra rebeldía
que algo tendrá que ver con tu espíritu y semejanza.

Los hay que saben expresar muy dignamente
respeto y obediencia:
es lo que se espera de gente religiosa y prudente.

Pero se quedan en la caravana en la que estaban;
no les da la gana
de interpretar tus gestos, hechos y palabras.

Dicen sí, porque es la respuesta correcta,
pero no hacen nada
aunque la brisa sople con fuerza y en dirección buena.

Y los hay que, desde el principio, se rebelan
y no quieren ser
ni siervos, ni beatos ni hijos deudores.

Saben recapacitar para encontrar en camino,
respuesta adecuada,
para trabajar la viña y vivir como hijos.

Quizá, Señor, te agrade más la frescura y rebeldía,
nuestra libertad,
que las palabras adecuadas de una respuesta perfecta.

Quizá temas más nuestro ser e historia vacíos
de amor y vida
que todos nuestros cuestionamientos e impertinencias.

No sé lo que dije,
hace un instante…
pero he venido,
me has acogido
y estoy contento…
y muy satisfecho.

                                Florentino Ulibarri

Publicado por Camino Misionero

Nuestra Señora de la Merced, Liberadora de cautivos.

 

Fiesta de Nuestra Señora de las MercedesLa Santísima Virgen se le apareció a San Pedro Nolasco, en 1218, recomendándole que fundara una comunidad religiosa que se dedicara a auxiliar a los cautivos que eran llevados a sitios lejanos. Esta advocación mariana nace en España y se difunde por el resto del mundo.

San Pedro Nolasco, inspirado por la Santísima Virgen, funda una orden dedicada a la merced (que significa obras de misericordia). Su misión era la misericordia para con los cristianos cautivos en manos de los musulmanes. Muchos de los miembros de la orden canjeaban sus vidas por la de presos y esclavos. Fue apoyado por el rey Jaime el Conquistador y aconsejado por San Raimundo de Peñafort.

San Pedro Nolasco y sus frailes muy devotos de la Virgen María, la tomaron como patrona y guía. Su espiritualidad es fundamentada en Jesús el liberador de la humanidad y en la Santísima Virgen, la Madre liberadora e ideal de la persona libre. Los mercedarios querían ser caballeros de la Virgen María al servicio de su obra redentora. Por eso la honran como Madre de la Merced o Virgen Redentora.

En 1272, tras la muerte del fundador, los frailes toman oficialmente el nombre de La Orden de Santa María de la Merced, de la redención de los cautivos, pero son mas conocidos como mercedarios. El Padre Antonio Quexal en 1406, siendo general de la Merced, dice: “María es fundamento y cabeza de nuestra orden”.

Esta comunidad religiosa se ha dedicado por siglos a ayudar a los prisioneros y ha tenido mártires y santos. Sus religiosos rescataron muchísimos cautivos que estaban presos en manos de los feroces sarracenos.

El Padre Gaver, en 1400, relata como La Virgen llama a San Pedro Nolasco y le revela su deseo de ser liberadora a través de una orden dedicada a la liberación.

Nolasco la pide ayuda a Dios y, en signo de la misericordia divina, le responde La Virgen María diciéndole que funde una orden liberadora.

Desde el año 1259 los padres Mercedarios empiezan a difundir la devoción a Nuestra Señora de la Merced (o de las Mercedes) la cual se extiende por el mundo.

Leer artículo completo en www.aciprensa.comhttp://www.aciprensa.com/santos/santo.php?id=286

Articulo complementario: Nuestra Señora de la Merced -en corazones.org-
María Madre de Dios de la Merced

A %d blogueros les gusta esto: