La fiesta del Bautismo del Señor


Liturgia dominical

JUAN CARLOS FERNÁNDEZ MENES

-profesor del centro de estudios teológicos de León- 

El bautismo del Señor cierra el ciclo de Navidad e inaugura a la vez el Tiempo Ordinario o «Per annum». Con la escena del bautismo culmina la manifestación de Jesús como Hijo de Dios, eje de la Navidad, pero a la vez se nos presenta a Jesús ya adulto, a las puertas de su ministerio público.

El bautismo de Jesús certifica una vez más la divinidad de Jesús. En este sentido el bautismo culmina el ciclo navideño: si la Navidad es la manifestación de Cristo en el ámbito humilde de Belén, y la Epifanía es la manifestación universal a todos los pueblos, el Bautismo es la manifestación absoluta, en plenitud, de la divinidad de Cristo. De hecho, podríamos afirmar que, propiamente, el Bautismo es un eco o continuación de la fiesta de Epifanía, ya que completa su sentido con otra escena de tipo epifánico.

Las oraciones de la Misa insisten en este carácter de la escena del bautismo: «En el bautismo de Cristo, en el Jordán, quisiste revelar solemnemente que él era tu Hijo amado enviándole tu Espíritu Santo; en este día manifestaste a tu Hijo predilecto; hiciste descender tu voz desde el cielo, para que el mundo creyese que tu Palabra habitaba entre nosotros; y por medio del Espíritu, manifestado en forma de paloma, ungiste a tu siervo Jesús, para que los hombres reconociesen en él al Mesías, enviado a anunciar la salvación a los pobres».

El bautismo de Jesús es un acontecimiento tan desconcertante y aleccionador como su nacimiento, su pertenencia a una familia modesta, su vida esforzada y «vulgar», apenas rota por algunos milagros, o su muerte ignominiosa. Forman parte de la misma opción humana escogida por el Hijo de Dios. Vino a salvar a la humanidad desde la misma humanidad. La salvación viene de Arriba, pero Él quiso hacerla abajo. Con todas las consecuencias. Ahí está el significado de la encarnación. La misma cuya estela han seguido sus mejores discípulos. Pero hay que reconocer que este modo de conseguir la salvación resulta sorprendente todavía hoy. Muchos seguidores del Salvador siguen, seguimos, sin entenderla, sin practicarla.

Leer articulo completo

——————————

Link de hoy

ALEGRIA DE DIOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: