Dios me llama… y ya está

Dios me llama… y ya está
Me voy porque el Señor me ha llamado.

Poderlo dejar todo es gratis, no se trata ni de sacrificio ni de esfuerzos

Autor: Ignacio María Rubio, LC | Fuente: http://www.buenas-noticias.org

«Me voy porque el Señor me ha llamado. Poderlo dejar todo es gratis, no se trata ni de sacrificio ni de esfuerzos»

No estamos hablando de un profeta del Antiguo Testamento… ni de un eremita, ni de un monje medieval enclaustrado en su convento de clausura. Ni siquiera estamos hablando de un chaval o un joven que quiere hacer grandes cosas por los demás. Es una abuela, tiene 70 años y enviudó hace tres. Pero tiene el alma llena de amor y un espíritu joven.

No es que se dedique a dar catequesis o que apoye en labores de pastoral o asistencia social… Se ha ido de misiones. Y está “al otro lado del charco”: no habla inglés, sufre lumbago y le duelen las rodillas… Esta proeza de mujer se llama Lolín Toribio, y pertenece al Camino Neocatecumenal desde hace cuarenta años. Su única ilusión es responder a lo que Dios le pide y por eso lo ha dejado todo para convertirse en una intrépida misionera en los Estados Unidos. Ella lo explica con pocas palabras y muy directas: «El Espíritu Santo sopla donde quiere y hace lo que quiere. A mi me lleva a Estados Unidos y ya está». Con Dios no hay que complicarse la vida. Hay que hacer caso… “y ya está”.

En vida de su esposo habían querido ofrecerse como misioneros en alguna ocasión. Ahora que ha quedado viuda, ha visto que Dios le pedía volver a ofrecerle su respuesta generosa. Y para allá se ha ido:

«¿Donde voy yo con 70 años, el lumbago y las rodillas que me duelen? La edad no me la quita nadie, pero tengo una experiencia. Cuando esté ahí, será Jesucristo quien vivirá en mi», afirmaba con ilusión la misionera. No sólo es consciente de que Dios la llama, sino que tiene un tesoro que repartir a tantas personas necesitadas de Él: es la experiencia del apóstol Pablo, si Cristo vive en mí, vive en mí para los demás. Después de haber experimentado a Dios en su vida no puede quedarse encerrada. Le desborda el corazón y tiene que “contagiarlo” a los demás. Como nos lo dice ella misma: «era una persona alejada de la Iglesia hasta que recibí la Buena Noticia del Evangelio: que Jesucristo había muerto y resucitado por mis pecados. Y como yo, hay mucha gente que necesita escuchar ese mensaje».

«Me voy porque el Señor me ha llamado. Poderlo dejar todo es gratis, no se trata ni de sacrificio ni de esfuerzos».

Tela marinera. En plena crisis económica y de valores, todos luchamos por conservar lo que tenemos, no perder nada (o nada más…), conseguir beneficios a como dé lugar… a no quedarnos atrás. “Poder dejarlo todo es gratis”… y la libertad de espíritu no tiene precio. Dios vale todo lo que podamos dejar y mucho más. Y el poder transmitir su experiencia y llevarlo a los demás, que es el reto de Lolín, vale todos los sacrificios y esfuerzos… porque “no se trata de eso” quedarse en los sacrificios, en los esfuerzos. Eso no tiene sentido: lo importante es el motivo por el que lo hacemos todo: Dios me llama […] y ya está”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: